Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

A pesar de que el mundo se ha digitalizado, la verdad es que el papel sigue teniendo una importancia realmente alta en nuestras vidas. El papel forma parte de nuestras vidas, de aquí que en el mundo de las artes gráficas siga siendo super importante.

A la hora de comprar papel para artes gráficas no solo tenemos que mirar el tipo, también si queremos que sea mate, el gramaje y su tamaño. Tenemos que recordar que podemos elegir desde A0 hasta A10 según el trabajo que vayamos a realizar.

¿Qué es el papel para artes gráficas?

Podemos definir papel para artes gráficas como un papel específico que se usa durante los diferentes procesos de impresión. Dentro del ámbito de la impresión podemos encontrarnos diferentes tipos, siendo las más conocidas la serigrafía, digital, flexografía o offset entre otras. Lo importante es tener claro qué tipo de trabajo se quiere realizar para poder usar el papel y el tipo de impresión adecuado para el mismo.

La diferencia del papel para artes gráficas frente a otros tipos de papel es que el mismo viene preparado para recibir la tinta de manera sencilla y así conseguir que la reproducción en el papel sea lo más sencilla y rápida. Además, ese tipo de papel ofrece una buena absorción, lo que significa que la durabilidad del trabajo será a muy largo plazo.

Características del papel para artes gráficas

Para comprender mejor qué es el papel para artes gráficas es importante que nos fijemos en sus características. Es verdad que hay muchos tipos, pero vamos a mostrar las más comunes para que puedas hacerte a la idea.

Normalmente el papel para artes gráficas destaca por tener un peso, grosor y acabado de superficie de alta calidad. Además, muchos tipos suelen destacar por ser opacos, resistentes a la abrasión e incluso son resistentes al agua. Y por supuesto, todos tienen una alta capacidad a la hora de absorber la tinta, de aquí que el resultado del trabajo gráfico siempre sea de máxima calidad.

Para que el trabajo sea perfecto, es importante tener claro qué trabajo se va a realizar sobre el papel. Cuando tenemos claro qué trabajo vamos a realizar es mucho más fácil elegir el tipo de papel adecuado. Una buena elección siempre permite que el resultado final sea el que buscamos. Si realmente se quiere conseguir un trabajo profesional, la elección del papel adecuado es realmente necesario.

Principales tipos de papel para artes gráficas y sus usos

Ahora vamos a mostrarte algunos tipos de papel para artes gráficas que puedes usar para tus proyectos. Como hemos comentado, elegir el papel adecuado es fundamental para tener la certeza de obtener un buen resultado.

1- Papel Favini

Se presenta como uno de los mejores tipos de papel que puedes usar para las artes gráficas. Es un tipo de papel que ofrece muy buenos resultados y se presenta como una alternativa al papel y la cartulina.

Este tipo de papel se suele usar para los proyectos más exigentes, es decir, cuando se busca un resultado de alta calidad. Además, destaca por ser ecológico y por si eso fuese poco también por ser realmente suave. El motivo ecológico es que se usan diferentes materiales sostenibles para poder conseguir el resultado esperado.

Si quieres comprar papel Favini debes saber que el mismo está disponible en diferentes tonalidades. Se puede optar por las variedades Oyster, Sky, Smoke, Sand, Midnight y Autumm. Dependiendo del trabajo que se quiera realizar se deberá elegir una opción u otra de papel como nos comentan desde Dical.

2- Papel estucado

Es otro tipo de papel que suele tener bastante importancia dentro del ámbito de las artes gráficas. El mismo destaca por tener una capa de recubrimiento que hace que la superficie sea mucho más bonita. Concretamente destaca por ser brillante y lisa, de aquí que sea una opción a tener muy en cuenta.

Es un tipo de papel que se suele usar principalmente para la impresión en alta calidad. Los resultados son muy buenos, de aquí que su uso también sea elevado. Para que te hagas a la idea se suele usar en proyectos como folletos, revistas, tarjetas de presentación. Realmente se puede usar para muchos proyectos, de aquí que sea un papel a tener muy en cuenta.

3- Papel satinado

Es otro tipo de papel que puede ser una buena opción, recordando que está entre medias del papel estucado y el offset del cual te hablaremos a continuación.

Si analizamos el papel nos damos cuenta de que su principal diferencia es que apuesta por una textura satinada, lo cual le da personalidad al papel. Personalmente lo suelo recomendar para realizar impresiones nítidas y sobre todo lo recomiendo para usar con colores brillantes.

Si tienes pensado usarlo en impresiones de calidad, el resultado será bueno, recordando que es satinado. Se puede usar para diferentes proyectos como tarjetas postales, póster o folletos.

4- Papel offset

Este tipo de papel no es satinado y como su nombre indica, se usa para realizar impresiones offset. Para que te hagas a la idea, es un tipo de papel que cuenta con una superficie algo rugosa.

Debido a su composición y resultados, es un tipo de papel que se suele usar para realizar proyectos de material promocional, sobres, cartas o incluso en ocasiones para imprimir libros.

5- Papel para pósters

Una de las principales diferencias de este papel frente a otros tipos es que el mismo destaca por tener un grosor superior. Es algo que se nota a simple vista y al tacto, es decir, es muy fácil de identificar.

Como su nombre indica, este papel se suele usar para hacer postres, pero también para carteles. Una de las ventajas de este papel es que puede contar con una superficie satinada o mate. Dependiendo del proyecto que se quiera realizar se deberá elegir un acabado u otro. Lo que está claro es que la impresión da muy buenos resultados sobre este papel, sobre todo cuando se buscan colores vibrantes.

En cuanto a la durabilidad, este papel es muy resistente al paso del tiempo. Si se cuida puede durar toda la vida.

6- Papel para acuarela

Es un tipo de papel que se usa sobre todo cuando se va a realizar un trabajo con acuarela. Es un papel que absorbe muy bien ese tipo de pintura, de aquí que sea la mejor opción para ese trabajo.

El papel tiene una superficie especial para ese tipo de tinta. Y una vez que se ha secado la acuarela, el resultado es óptimo. Sin lugar a dudas, si quieres hacer este tipo de trabajo, este es el papel por el que debes optar. Los resultados no solo son de alta calidad, sino que también perduran en el tiempo.