Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El higo es uno de los ingredientes más ricos que tenemos, y además tiene la ventaja de poder utilizarse para una miríada de recetas, entre ellas, por ejemplo, el pan de higo. Hablamos de uno de los alimentos que, además, goza de más historia en nuestro país, pues fue utilizado durante muchísimos años en la Edad Media como uno de los alimentos que se ingería para ganar energía y fuerzas de una forma barata por muchos de los ciudadanos que no pertenecían a las clases más adineradas.

Es precisamente por esta cualidad y por los muchos beneficios que aporta el higo, y que mencionaremos a continuación, que hablamos de un alimento extremadamente beneficioso para nuestra salud y que es muy recomendable que incluyamos en nuestra dieta si queremos gozar de una buena salud. El higo puede comerse de muchas formas distintas, ya sea a palo seco, en forma de pan o en otro tipo de recetas, aunque en este artículo venimos a hablarte de cómo se hace el pan de higo.

De esta forma, sigue leyendo si quieres conocer cómo preparar pan de higo o cuáles son las propiedades del pan de higo para saber por qué es bueno comer higo y de qué forma este te beneficiará a la larga.

Propiedades del pan de higo

El pan de higo está considerado un superalimento gracias a los muchos beneficios que ofrece a la salud, y es que hablamos de que el higo es uno de los alimentos que más ayuda a nuestro organismo en diversos sentidos, por lo que tomar pan de higo de forma habitual puede ayudarnos a mejorar nuestra salud de una forma sencilla.

Por este motivo, a continuación exponemos qué propiedades tiene el pan de higo para que te convenzas de probarlo y comiences a introducir este alimento tan beneficioso en tu dieta:

– Es excelente para el aparato digestivo. Uno de los muchos beneficios que aporta el pan de higo es que, gracias a su cantidad de fibra, resulta muy útil para producir un efecto laxante. Esto implica que puede ayudar aquellas personas que sufren de estreñimiento si se toma con asiduidad, de la misma manera que también ayuda al organismo a mejorar la digestión para que nuestras deposiciones sean más sanas.

– Se considera una fuente de energía. Hablamos de que el aporte energético del higo es extremadamente valioso. Muchas veces se ha utilizado para ganar fuerzas cuando te encuentras débil o cansado, e incluso los propios deportistas lo utilizan mucho para mejorar su cansancio después de los entrenamientos, ya que el higo aporta muchísimas vitaminas y minerales que te ayudan a estar más despejado.

– Es muy bueno para el corazón. Por si lo que estamos comentando no fuese poco, otro de los grandes atractivos del higo es que su ingesta continuada puede ser muy útil para regular nuestros niveles de glucosa y de colesterol en la sangre. Esto es gracias a los distintos minerales que se encuentran en el higo, pues estos se encargan de erradicar el colesterol malo para dejar solo el bueno, lo que ayuda a que el riesgo a sufrir enfermedades cardiovasculares sea mínimo.

– Es una fuente de vitaminas y minerales. Otro de los aspectos primordiales del higo es que es rico en vitaminas y minerales hasta el punto de que, por ello, se considera un superalimento, pues contiene cantidades beneficiosas para el organismo que puede perfectamente ayudarnos a prescindir de la ingesta de otros alimentos. Hablamos de que cuenta con magnesio, calcio, hierro o potasio, los cuales benefician, por ejemplo, a los músculos, a los huesos, al cerebro o a la sangre, entre otros. También cuenta con vitaminas A, C, D, E y B, que son muy buenas para nuestra salud ocular, para nuestra piel y para nuestros tejidos, etcétera.

– Se considera muy útil para adelgazar. Otro de los usos y beneficios del higo es que este cuenta con un efecto saciante que permite controlar el apetito de una forma fácil y rápida. Por esta razón, muchas veces se utiliza en dietas para combatir el sobrepeso. Y es que ingerir un par de trozos de pan de higo al día puede servir para ayudar a reducir el peso, pues nos creará esa sensación de estar llenos y de no necesitar más comida.

Pan de higo: ingredientes básicos

El pan de higo no solo es extremadamente beneficioso por todas las propiedades que ya hemos comentado, sino que, además, su elaboración es muy sencilla, y esto implica que puedes prepararlo tú mismo en casa. Esto es también un punto muy positivo, ya que de esta forma tú mismo puedes escoger y medir las cantidades y los ingredientes que quieras utilizar para la elaboración del pan y así crear un pan que se adapte completamente a tus gustos y necesidades.

Otra opción también es la de comprar pan de higo en una tienda de productos especializados. En este caso, te recomendamos el pan de higo elaborado por Paiarrop. Su pan de higo goza de una excelente reputación y es que en Paiarrop buscan, sobre todo, cuidar el producto y mantener la tradición artesanal en la elaboración de este alimento gourmet. Podrás encontrar su pan de higo y pan de dátil en supermercados como El Corte Inglés.

Una vez entendido todo esto, si estás leyendo este artículo, quizás es porque te has animado a preparar un pan de higo por tu cuenta. En este caso, lo que tienes que tener claro es que este tipo de pan es muy básico y, por tanto, los ingredientes que vas a necesitar son accesibles y asequibles. Lo único que necesitas para elaborar este delicioso y nutritivo pan son los ingredientes esenciales de la receta, que son los higos y la almendra, pudiendo incluir a posteriori frutos secos o fruta escarchada, según te guste a ti.

Algo que resulta imprescindible también es que para conseguir un pan sabroso y de calidad lo mejor es que adquieras unos higos que tengan una piel muy fina que sean jugosos y muy tiernos para que, de esta forma, queden completamente combinados con el resto de ingredientes y consigas crear una receta muy sabrosa. Al final, elaborar pan de higo es una tarea bastante sencilla y que te aportará un resultado muy saludable, por lo que, si tienes la oportunidad, te animamos a que aprendas a hacer pan de higo en tu casa.

Cómo se hace el pan de higo

En contra de lo que pueda parecer debido a su nombre, el pan de higo no se compone ni incluye en su elaboración harinas de ningún tipo, ni trigo, ni leche, ni mantequilla, ni por supuesto azúcares añadidos. El auténtico pan de higo, el artesanal de toda la vida cuyos orígenes se remontan al campesinado y que hacen de este producto una delicia muy reconfortante, solo contiene dos ingredientes: el higo pajarero y la almendra marcona, tal y como insisten desde Paiarrop. El motivo por el cual se emplea el higo pajarero y no ninguna otra variante de este fruto es porque se trata de un tipo de higo con una piel muy fina y un sabor muy dulce, perfecto para obtener un resultado óptimo. Y la almendra marcona tiene que ser marcona porque se trata de la mejor almendra posible, gracias a su alto contenido en aceite y esa textura suave y agradable característica de esta variedad.

Para conseguir esa deliciosa textura característica del pan de higo, inicialmente hay que hidratar en agua fría los higos secos y triturar, aparte, la almendra. A continuación, mezcla los higos hidratados con el resto de higos secos y la almendra triturada y mezcla hasta conseguir una textura compacta. Para conseguir esto, forra un molde con papel film y deposita ahí la mezcla, apretando bien para que el pan quede compacto. Déjalo reposar y luego extráelo del papel film, dejando que seque al aire libre completamente destacado. Basta con dejarlo en la encimera protegido, sin tapar, durante un día, y ya dispondrás de esta maravilla gastronómica que, si bien humilde, se ha convertido en un producto gourmet. Para las fechas navideñas es una de las recetas clave, así que guárdate este artículo y prepara tu propio pan de higo para sorprender a tu familia estas Navidades.