Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Uno de los grandes problemas de muchas viviendas en España es que las mismas tienen humedades y eso hace que a la hora de ir a vivir a las mismas la calidad de vida no sea la adecuada.

Por desgracia, muchos vendedores saben que pueden ocultar esas humedades con una simple capa de pintura. Gracias a la misma, pueden vender la vivienda con más facilidad porque el comprador no es consciente de dicho problema. Y aquí es cuando nos surge la pregunta. ¿Que se puede hacer si nos han vendido una casa con humedades?

¿Puedo saber si una vivienda tiene humedades antes de comprarla?

Uno de los grandes problemas para los compradores de casa es que la misma tenga humedades. Como bien hemos comentado, son muchos los vendedores que intentan camuflarlas para vender la vivienda con facilidad y eso hace que el comprador en muchas ocasiones no sea consciente del problema.

Comprar una casa no es barato, sobre todo ahora que los precios están por las nubes. Por ese motivo, a la hora de realizar la compra, no tenemos que cometer el error de comprar lo primero que nos guste. Siempre tenemos que mirar con atención todos los detalles para intentar encontrar posibles desperfectos.

Teniendo en cuenta que buena parte de los desperfectos no se ven a simple vista, entonces lo mejor es acudir a la compra con un experto. En Vía Pericial podrás contratar los servicios de esos expertos, los cuales analizarán el estado real de la vivienda y así te asegurarás de que no te vas a llevar sorpresas desagradables como las humedades. Por supuesto, gracias a sus conocimientos no solo podrán detectar posibles humedades, también otros desperfectos. Lo importante es comprar una casa en buen estado. Y si tiene desperfectos, entonces se podrán solicitar descuentos o reparaciones antes de realizar la compra.

Con la ayuda de los expertos de Vía Pericial, no solo podrás encontrar desperfectos, también podrás ver cómo solucionarlos y que tipo de obra sería necesario para que la vivienda quedase en buenas condiciones.

¿Por qué las humedades no son buenas?

Las humedades no son buenas para una vivienda por varios motivos. En primer lugar, una vivienda con humedades no es bonita por estética. A nadie le gusta ver las humedades en el techo o en las paredes.

Tampoco es bueno a nivel sanitario. Se ha demostrado que las humedades aumentan las probabilidades de enfermar. Por ese motivo, en la medida de lo posible hay que eliminarlas lo antes posible para poder disfrutar de una mejor salud.

Cuando hablamos de humedades, también tenemos que hablar de un consumo energético superior. Como nos comentan desde el gabinete jurídico pericial, la vivienda con humedades necesita de un 30% extra de energía para conseguir la temperatura adecuada en el interior de la vivienda. Eso se debe a que la humedad añade humedad y eso provoca un exceso de energía.

Y por si eso fuese poco, según los últimos datos, una vivienda con humedades tiene un valor inferior en el mercado. Se puede decir que las humedades podrían reducir el valor de una vivienda hasta en un 35%. Por todo ello, es realmente importante detectarlas a tiempo.

¿Cómo se pueden buscar las humedades ocultas?

No es una tarea sencilla, de aquí que recomendemos llevar a expertos a la compra. Y recuerda, las humedades no solo son cosas de casas viejas, también pueden aparecer en las nuevas.

Debes saber que normalmente las humedades suelen dejar rastros, incluso cuando se intentan ocultar con capas de pintura. Por ese motivo, se recomienda prestar atención a todos los detalles, debido a que siempre suele haber algún rastro de dicha humedad.

Pero como la ayuda de un buen perito ninguna. Tiene los conocimientos necesarios para detectar las humedades y otros desperfectos con mucha facilidad. El mismo hará un estudio profundo de la vivienda y nos comunicará si la vivienda está bien o tiene desperfectos.

Además, el vendedor no puede negarse a que el perito haga ese examen a la vivienda. Y si se niega es porque tiene cosas que ocultar.

¿Puedo reclamar si he comprado una casa con humedades?

Si ya has realizado la compra de la vivienda y te has encontrado con las humedades, entonces es el momento de reaccionar a tiempo.

Las humedades como otros desperfectos son conocidos como vicios ocultos, es decir, desperfectos existentes antes de realizar la compra.

El vicio oculto relacionado con las humedades suele ser el más común. Y en este caso, como comentan los expertos, sí que se puede reclamar, aunque es verdad que muchos compradores desconocen que esa reclamación es posible. Y para realizar esa reclamación, de nuevo es necesario el informe de un perito que haga un informe. En ese informe se mostrarán todos los vicios ocultos y se dejará instancia de que los mismos ya existían antes de realizar la compra.

Para poder realizar las reclamaciones oportunas, el comprador tendrá hasta seis meses desde que se ejecutó la compra del inmueble si la compra es de una casa de segunda mano. Si la vivienda es nueva, entonces tendrás hasta dos años para realizar la reclamación a la constructora.

Además, existe la opción de solicitar una indemnización por daños y perjuicios causados si se puede demostrar que el vendedor era consciente del problema de humedad y lo ocultó.

A la hora de realizar la queja por escrito, la misma deberá contar con todos los datos necesarios.

  • Datos de la vivienda.
  • Datos del propietario.
  • Defectos que han sido encontrados por el perito.
  • Fecha de presentación del informe.
  • Fecha para reclamar los desperfectos.

¿La reclamación debe llegar al vendedor?

Sí, el vendedor también debe obtener una copia de ese informe para que sea consciente de que si no toma las medidas necesarias vamos a seguir con la reclamación. El objetivo siempre es el mismo, si compramos una vivienda, queremos una vivienda en buenas condiciones y no con humedades.

Para realizar la reclamación, lo mejor que se puede hacer es mandar un burofax con certificación de contenido y acuse de recibo. De esa manera podemos tener un documento que demuestre que realmente hemos informado y el vendedor no ha tomado las medidas oportunas.

Si con las reclamaciones el vendedor o constructor no toma medidas para solucionar los vicios ocultos, entonces será el momento de reclamar a las autoridades. Recuerda, comprar una vivienda no es barato y en consecuencia debes hacer valer tus derechos como comprador.