Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Mantener tus zapatillas Skechers en óptimas condiciones es esencial para prolongar su vida útil y mantener un aspecto fresco. La limpieza adecuada garantiza que conserven su comodidad y estilo. Aprender cómo lavar las zapatillas Skechers de manera efectiva es clave para eliminar la suciedad y los olores sin dañar el calzado.

En esta guía, exploraremos pasos sencillos para cuidar tus Skechers, desde la preparación hasta los métodos de limpieza específicos. Sigue leyendo para descubrir consejos prácticos que te ayudarán a mantener tus zapatillas favoritas en condiciones impecables.

¿Qué zapatillas Skechers comprar?

A la hora de comprar unas zapatillas Skechers, no solo debes fijarte en el diseño, también es importante que te fijes en si son fáciles de limpiar o no. El objetivo es que las mismas se puedan lavar con facilidad para que siempre puedan lucir su mejor cara.

Mirando el catálogo de zapatillas Skechers de La Valenciana Calzados podemos ver que actualmente en el mercado hay muchos diseños entre los que elegir. Para saber si realmente la opción elegida es la adecuada o no te recomendamos leer la etiqueta. En la misma podrás ver si las zapatillas pueden meterse o no en la lavadora.

Lo que está claro es que optar por las zapatillas Skechers es apostar por unas zapatillas de mucha calidad. Están dando muy buenos resultados, tanto a nivel de durabilidad como a nivel de comodidad. Eso significa que es una marca por la cual merece la pena pagar.

Lavar las zapatillas Skechers

  • Evita lavar las zapatillas deportivas Skechers con luces en la lavadora, especialmente los modelos de alto rendimiento, ya que esto puede acelerar su deterioro. La máquina también puede dañar las luces de los modelos iluminados. Si no estás seguro del tipo de Skechers que tienes, puedes consultar el sitio web de la marca para comparar con los modelos mostrados.
  • Antes de limpiar con agua, quita la mayor cantidad de suciedad posible utilizando un paño o cepillo. No es necesario un cepillo especial; un cepillo de dientes viejo, un paño, una esponja o una toalla son suficientes. Al eliminar la suciedad previamente, evitarás que esta cause fricción durante la limpieza.
  • Mezcla unas gotas de detergente para ropa en una taza de agua tibia. Asegúrate de que el agua esté tibia, ya que el calor facilitará el proceso de limpieza.
  • Utiliza agua y jabón para cepillar los zapatos y las suelas. Sumerge un paño, cepillo de dientes o toalla en la mezcla y frota todas las partes de los zapatos, prestando atención a las suelas. Si tienen plantillas, sácalas para limpiarlas también. Si hay áreas especialmente sucias, concéntrate en limpiar esas zonas.
  • Enjuaga los zapatos con agua limpia y un paño. Utiliza un recipiente con agua limpia y un paño, esponja o toalla limpios para eliminar cualquier residuo de jabón, asegurándote de cubrir todas las partes del calzado.
  • Deja que los zapatos y las plantillas se sequen al aire libre en un lugar seco y bien ventilado. Si lavaste las plantillas, déjalas secar fuera de los zapatos antes de volver a colocarlas. Aunque los zapatos pueden tardar unos días en secarse por completo, evita la tentación de usar la secadora, ya que el calor puede dañar seriamente el calzado. Colocar un ventilador cerca acelerará el proceso de secado.

Lavar en la lavadora las zapatillas Skechers de nailon o malla

  • Empieza por guardar tus zapatos en una bolsa diseñada para prendas delicadas, o incluso en una funda de almohada. Si decides usar la funda, lo ideal es que sea delgada y de color blanco, aunque cualquier funda servirá. Asegúrate de cerrar bien la bolsa o atar la funda de la almohada después de quitar los cordones.

Si no cuentas con una bolsa adecuada, puedes improvisar con una funda de almohada para proteger tus zapatos durante el lavado.

  • A la hora de lavar, elige un ciclo de agua fría. Utiliza la cantidad adecuada de detergente, incluso si sólo estás lavando tus zapatos. Opta por un ajuste de temperatura fresca, ya que el calor puede afectar las distintas capas de los materiales. Es normal que tus zapatos hagan ruido al golpear el tambor de la máquina durante el lavado.

Es importante tener en cuenta que este método de lavado es más eficaz para preservar la integridad de los materiales de tus zapatos.

  • Después de lavar, deja que tus zapatos y plantillas se sequen al aire libre. Si lavas las plantillas, asegúrate de dejarlas secar por separado antes de volver a colocarlas en los zapatos. Coloca los zapatos en un lugar seco para permitir que se sequen naturalmente. El tiempo necesario para que se sequen completamente dependerá de cuánto los hayas mojado.

Recuerda evitar el uso de la secadora, especialmente para calzado como Skechers, ya que el calor podría dañar las capas de los materiales. Este consejo es fundamental para preservar la calidad y durabilidad de tus zapatos.

Cepillado Skechers de gamuza, nobuck o cuero

No conviene poner en la lavadora zapatos de gamuza, nobuck o cuero, ya que estos materiales pueden dañarse al entrar en contacto con el agua. Es esencial identificar el tipo de cuero de tus zapatos, ya sea buscando el modelo en línea o verificando la información en el interior del calzado.

Si son de gamuza o nobuk, utiliza un cepillo específico para gamuza, realizando movimientos suaves y rápidos para evitar dañar el material. Asegúrate de cepillar en la misma dirección para obtener mejores resultados. En caso de no contar con un cepillo para gamuza, puedes optar por un cepillo de alambre de latón, uno de crepé o incluso un cepillo de dientes antiguo.

Evita aplicar crema o abrillantador de cuero sobre la gamuza o el nubuck. Para limpiar el cuero que no sea ante ni nubuck, utiliza un paño humedecido en agua tibia con un poco de detergente. Después, enjuaga la superficie con agua limpia y deja que los zapatos se sequen al aire.

Si deseas darles brillo, también puedes pulirlos. Además, es recomendable aplicar un spray impermeabilizante, ya sea de una marca específica o genérico, para proteger tus zapatos contra la humedad. Asegúrate de hacerlo en un área bien ventilada, dejando que los zapatos se sequen completamente antes de usarlos nuevamente.

¿Cómo se pueden limpiar los cordones Skechers?

Quítale los cordones a los zapatos o zapatillas y trata las manchas usando un poco de detergente para ropa. Para quitar los cordones, simplemente desátalos y pásalos por los ojales. Si los cordones tienen manchas, frota esas áreas con un poco de detergente para ropa o quitamanchas.

Si lo prefieres, también puedes limpiar los ojales con agua y jabón utilizando un cepillo de dientes. Después, coloca los cordones en la lavadora. Mételos en una bolsa delicada o en una funda de almohada para evitar que se enreden durante el lavado. Asegúrate de cerrar la bolsa o atar la funda antes de colocarla en el tambor de la máquina.

Puedes incluir otras prendas en el lavado junto con los cordones. Ajusta la máquina al mismo ciclo que usas normalmente, ya que los cordones no son delicados.

Después de lavarlos, deja que los cordones se sequen al aire. Cuelga la bolsa en una rejilla o colócala sobre una toalla. Evita poner los cordones en la secadora, ya que podrían deformarse o dañarse. Si deseas acelerar el proceso de secado, exprímelos con una toalla antes de colgarlos.

Si tus cordones son blancos y quieres blanquearlos, sumérgelos en una solución de lejía durante 30 minutos. Llena un recipiente con agua y una cantidad medida de lejía, sumerge los cordones y luego enjuágalos.

Recuerda usar guantes al manipular la lejía para proteger tu piel. Deja que los cordones se sequen al aire como se indicó anteriormente.